Estadisticas web

Carlit (2.921 m.), 21-8-2011

Mucho ha llovido desde la primera vez que subí al Carlit, hace más de 20 años, tiempo suficiente para que casi no guardara recuerdo de aquella zona...  poco más que lluvia, niebla y mal tiempo, lo que se me quedó grabado. Por eso tenía ganas de repetirla, y ya llevabamos unos años con Marc y Carmina intentando cuadrar las agendas para ascenderla. Al final tuvo que venir Kepa desde Bilbao para ponernos a todos de acuerdo; se apuntó mi sobrino David y un viernes de agosto, con un calor en Barcelona que superaba los límites de lo aguantable, nos fuimos hacia la Cerdanya francesa a ver si se nos enfriaba un poco el alma


El track en Wikiloc
(falta el último km.)


Track sobre mapa TopoPirineos
Clicar sobre el mapa para verlo grande



Perfil y otros datos

En verano, la pequeña carretera que accede desde Mont-Lluís al embalse de les Bulloses está cerrada al tráfico de 7 a 19h; se permite el acceso con autobuses lanzadera al módico precio de 5 € (más info sobre les Bulloses aquí). Tras media hora esperando a que levantaran la barrera, podemos por fin subir a la presa; dejamos los coches y en seguida nos pusimos a buscar sitio para levantar el campamento.

De momento, la cosa promete: vista desde el hotel Bones Hores, con el embalse a la izquierda y el Roc de la Calma a la derecha, en la estación de esquí de Font Romeu

Clicar sobre las panos para verlas grandes

No nos costó demasiado encontrar habitación libre; de hecho, la acampada está prohibida (no el vivac), pero sólo traíamos una tienda para la pequeña Irene (y sus padres, claro está). El resto nos apalancamos en el hotel de mil estrellas. Deshaciendo los bártulos...



...y de ahí al saco, rodeado de praderas y bosques de pino. A las primeras luces del alba, Kepa hizo sonar el despertador



Desayunamos ráudamente y levantamos el campamento, no sea que viniera el ejército a sacarnos; dejamos los bártulos en los coches y desde el mismo parking del hotel seguimos el trilladísimo sendero que va ganando altura poco a poco. El embalse de les Bulloses ya queda escondido entre los árboles, al fondo el sol empieza a iluminar las cimas del Pirineo oriental


Después de una media hora subiendo por el bosque, llegamos al Estany del Viver



Aquí se separan los dos caminos, claramente indicados, que permiten recorrer casi todos los lagos de la zona; sólo los estanys Long y Llat quedan un poco apartados. Ambos caminos vuelven a juntarse poco antes del tramo final de subida, en el Estany de Sobirans.

A partir del Estany de la Comassa, el sendero se hace prácticamente llano y se acaba el bosque



Otra vista del Estany de la Comassa



Al llegar al Estany Sec ya intuímos nuestro objetivo, que todavía no se deja ver



Atravesamos ahora el llamado Desert del Carlit



No tiene nada de desértico, sólo que no hay un sólo arbol. Una pequeña cuesta con vistas a los estanys Long y Llat...



...y junto al Estany de Sobirans encontramos el otro ramal del camino que hemos dejado antes. A partir de aquí ya aparece claramente el tramo final de la ascensión; se acabó el llano. A todas estas, Kepa ya había puesto el turbo y debía estar a mitad subida



Vista hacia atrás, se observan los lagos por los que bajaremos; los de Sobirans y Trebens en primer término. Más a la derecha se adivina el camino de subida



Menda en el Estanyol del Carlit (2.598 m.); la cima detrás a la izquierda



Desde el estanyol se asciende al cordal que baja al Tossal Colomer; enfrente, el Pic de la Serra de les Xemeneies



El Tossal Colomer a la izquierda; por debajo se abre la Coma dels Forats. El Puigmal y sus satélites al fondo



Poco falta ya para empezar a grimpar



Posando a mitad trepada. Sólo son algunos pasos en los que hay que usar las manos; no tiene ninguna complicación, pero requiere cuidado. Ni que decir tiene que con nieve, los pintxos y el piolet son obligatorios (y una cuerda tampoco estorbaría)



Al salir del último repecho de la trepada ya se ve cerca el collado. Creo que Kepa se aburre desde hace media hora



Por fin en el collado, 2.905 m., por detrás aparece de golpe el Estany de Lanós



Sólo queda un paseíto, nos arrejuntamos todos y foto de cima en el Carlit (2.921 m.)



Y vamos con la sesión de panos:

Por la izquierda, junto a los primeros lagos se ven marcadísimos los caminos de subida y bajada; el Tossal Colomer en medio y la Coma dels Forats a la izquierda, el Canigó al fondo


La Serra de les Xemeneies en primer término a la izquierda, más atrás el Puig Pedrós; Cadí y Moixeró al fondo


La Coma  de Lanós, abajo se aprecia el sendero que sube desde Porte; detrás del embalse, el Puig Pedrós de Lanós y la Coma d'Or. Más allá, las montañas andorranas, la Pica, etc... Incluso se adivina el macizo de la Maladeta muy a lo lejos


La antecima a laizquierda; en el centro el Carlit Petit o de Baix, el Puig Peric a lo lejos...


Nos acercamos a la antecima para ver los lagos de Lanós, con el Puig de Castell Isard en medio; cierran el circo el Coll de la Coma d'Anyell, la Portella d'Orlu y la Portella de la Grava


La cima principal del Carlit, vista desde la secundaria. Hemos hecho bien de madrugar, pues ahora se está empezando a llenar de gente



Volvemos al collado y deshacemos el camino de bajada; en más de una ocasión nos tenemos que parar para dejar subir a la procesión. El Carlit de Baix, justo enfrente



De nuevo los lagos, se ve claramente el punto donde se separan los caminos



Ahora bajamos por el otro lado, pasando por los estanys que no vimos a la subida: primero, el Estany de Sobirans



Ya del otro lado, nos vamos despidiendo del gigante de los Pirineos Orientales



Siguiente, Estany de Trebens



Desde aquí también se ven los estanys Long y Llat, en medio del Desert del Carlit, por los que no pasaremos. La Tossa d'Alp y el Puigllançada detrás



Estany de les Dugues desde lo alto


También hay algunas marismas, que no llegan a estany


Una vista del Estany del Viver...


...y otra con el Puig Peric detrás



Esta es la zona más concurrida; gran parte de la gente que sube a les Bulloses lo hace para conocer la zona de los lagos, así que el camino de bajada es una auténtica romería... Después del Estany del Viver, ya sólo queda un corto tramo de bajada entre los árboles para volver al punto de partida



Ya en les Bulloses, recogemos los bártulos, nos despedimos y...  me dejé la cámara (otra vez, y ya van dos) en el techo del coche, menos mal que Kepa se dio cuenta justo antes de coger la carretera de bajada a Mont-Lluís


2 comentaris:

  1. Bona ruta i bona companyia. Llàstima de les presses...

    ResponSuprimeix
  2. M'agrada la foto del mocador: amb estil i somriure !!!!

    ResponSuprimeix